«La única alegría del mundo es comenzar»

“La única alegría del mundo es comenzar”, eso dice Pavese en  El oficio de vivir, sus diarios publicados en Seix Barral . ¿No es un tÍtulo maravilloso para despedirse?
Y continúa Pavese: “Es bello vivir porque vivir es comenzar, siempre, a cada instante. Cuando falta este sentimiento–prisión, enfermedad, costumbre, estupidez–, queremos morirnos”. Y yo no quiero morirme, al menos, de momento. Es decir, quiero comenzar y no porque haya llegado un nuevo año, ni porque haya hecho no sé qué propósitos para el 2021. Quiero comenzar porque, como también dice Pavese, “la vida comienza con el cuerpo” y mi cuerpo se siente fuerte y vigoroso para empezar con nuevas ideas.
Al hilo de esto, hay una canción que seguramente había escuchado en muchas ocasiones pero que desde hace  poco tiempo he hecho mía. Se llama Make it easy on yourself y fue escrita en el año 1962 por Burt Bacharach y Hal David. La canción tiene varias versiones (la más conocida es la de los Walkers Brothers, de 1965) y, claro, cada una de ellas me dice algo diferente: la de Bacharach es como la vida, tiene momentos exultantes y expansivos, otros son íntimos y tristes (en algunos segundos parece arrastrar la voz como si no le quedara fuerza); la de Scott Walker simplemente me encoge el corazón. La letra es importante porque debemos hacerlo fácil, siempre es conveniente no tomarse muy en serio a uno mismo y, desde luego, vivir las cosas con cierta frivolidad–y os pido, por favor, que comprendáis esto en el buen sentido– pero la música es casi mejor que la letra y os puedo asegurar que acompaña.
El caso, creo que “es tiempo” y, por eso, aunque este espacio no desaparecerá, me voy a tomar unas largas vacaciones de La letra con salsa entra, sin dejar de agradecer todo lo que he descubierto, conocido y vivido desde aquí. Me quedo escribiendo, quizás algo más escondida, pero nunca ausente y con la intención de volver a hacerme presente.
Para este penúltimo post–como las cervezas– he pensado hacer algo, para variar, sencillo y delicioso: una cremosa tarta de queso, que deje un sabor prolongado en nuestra boca. No olvidéis que la belleza SIEMPRE es nueva, por eso es importante COMENZAR.
Gracias a los que siempre habéis estado, por ESTAR.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *