Entra la luz

ensalada de aguacate

ensalada de aguacate

Siempre me pasa lo mismo: no sé cómo empezar. Pues ya he empezado, como quien no quiere la cosa. Hoy pensaba escribir un poco sobre fotografía: es una de las disciplinas artísticas que más me apasiona, y, también, que más me impacta.
En los últimos días me he hecho con un libro que me llamó la atención por su título: ¿Por qué la imagen no tiene que estar enfocada? Un análisis de la fotografía moderna, especialmente de la más reciente y con imágenes de algunos de mis fotógrafos favoritos. Entre ellos está Vivianne Sassen, quien nació en Amsterdam, aunque pasó buena parte de su vida en África, lugar al que ha regresado para llevar a cabo algunos de sus proyectos fotográficos como Parasomnia, Flamboya, o Ultra violet. Me gusta su trabajo porque se centra en los colores y en el cuerpo humano; en muchas ocasiones ella misma ha dicho considerarse escultora. Además, señala su cercanía al realismo mágico, pues aunque su enfoque es formal, siempre hay algo inquietante en sus imágenes.La fotografía de esta artista es un verdadero trabajo conceptual, utiliza la saturación del color, las formas imposibles, las sombras pronunciadas y el uso de espejos, algo que hace de sus imágenes una verdadera obra de arte.
Nunca he pensado que la comida sea una obra de arte, pero en muchas ocasiones puede transmitirnos sensaciones muy diferentes. Esta ensalada es un soplo de aire fresco, está llena de colores, nos acerca a la primavera, a la alegría de vivir, al sol y a la vida. Su sabor es intenso y refrescante: una verdadera explosión para los sentidos. Parece que, ahora sí, está aquí la primavera. Con este plato y la maravillosa obra de Sassen, celebremos que así entra la luz.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *